curiosxs

sábado, diciembre 14, 2013

ERRICO MALATESTA

Rebelión Negra


Erriko  Malatesta

(Santa Maria Maggiore, Campania, Italia, 14 de diciembre de 1853 — Roma, 22 de julio de 1932),

                                                                             


 fue uno de los grandes teóricos del anarquismo moderno.

 Fue un nómada más activo que el propio Mijail Bakunin, batió el récord de procesamientos y cárceles, su construcción teórica es la más moderna y llena de futuro en el movimiento libertario, que en medio de todo fue un bello ser humano.


Nace cerca de Nápoles en 1853, a los catorce años es encarcelado por haber escrito una carta contra Víctor Manuel, respirando publicanismo.

 En 1869 comienza medicina en Nápoles, fecha en que se funda allí una sección de la Internacional. Al año siguiente es expulsado de la Universidad y en 1871 vuelve a la cárcel, mientras se declara la Comuna de París.

 En 1872 conoce a Mijail Bakunin en Zurcí, fundando ambos la Alianza de los Revolucionarios Socialistas. Asiste al Congreso Antiautoritario del Jura (Berna). Vuelto a Nápoles, es encarcelado. Conoce a Carlo Cafiero y le gana para el anarquismo.


En 1874 se hace mecánico electricista, oficio del que vivirá. Viaja por primera vez a España: Barcelona, Madrid (entrevista con Morago), Cádiz.

 En 1877 es detenido por participar en la revuelta de Benevento; luego en 1879 conoce en Ginebra a Pedro Kropotkin. 1881 Londres le acoge como exiliado.


 Asiste al Congreso Internacional Socialista. Dos años más tarde vuelve a Italia, en Florencia funda el periódico La Cuestión Social. Por haber reorganizado la Internacional es detenido, y puesto en libertad provisional a final de año.



En 1884 asiste, gracias a sus conocimientos médicos, a la población napolitana diezmada por el cólera, rechazando sin embargo los títulos de agradecimiento que la burguesía le ofrecía. Al año siguiente viaja a Buenos Aires

. Busca oro, que no encuentra se decide entonces por la Tala árboles. El dinero para la propaganda había de ser limpio, ganado con el trabajo. En 1889 funda el periódico La Asociación en Niza. Durante el bienio 1891-92 retorna clandestinamente a Italia y luego a Suiza y España dando mítines.

 Visita a Tárrida del Mármol y en Sevilla a Ricardo Mella, tan parecido a Malatesta, y a Fermín Salvochea. En 1893 viaja a Bruselas, de nuevo vuelve a Italia para alentar el movimiento insurreccional del sur del país.


Luego en 1897 funda en Anacona L’Agitazione. Es detenido y luego puesto en arresto domiciliario. Como Bakunin y Kropotkin logra fugarse de Londres. En 1907 activa la huelga portuaria en Amberes.


En 1913 puede volver libremente a Italia, con la nueva situación política. Funda la revista Volontá. A los pocos meses debe, sin embargo, emigrar a causa de la “semana roja” de junio. En 1916 frente a la mayoría anarquista, expresa en Freedom su antimilitarismo ante la Guerra Mundial. En 1919 acaba de nuevo su exilio, es recibido en Italia como un héroe legendario, meses después dirige el diario milanés Umanitá Nuova.nuevamente es arrestado. En 1924 a sus 73 años funda la revista bimensual Pensiero e Volontá. Nuevo arresto domiciliario.


Escribe Recuerdos sobre Bakunin. En 1931 muy enfermo ya, escribe un hermoso ensayo sobre Kropotkin, el maestro del que discrepaba. La discrepancia no le impide hacer dicho reconocimiento ante el mundo. Finalmente en 1932 muere en medio de mil penalidades (hambre, ostracismo, interdicción civil, etc.) a que Mussolini le sometió con especial sadismo en esos últimos años. Como patética muestra de ello, es la carta de la esposa de Malatesta a Luigi Fabbri, recogida en los Scritti Scelti de G. Berneri.


Malatesta, hombre que prefirió buscar oro a robar bancos, que se ganó su vida como modesto mecánico, fue un auténtico Marco Polo de la anarquía predicando por toda la tierra. Hombre diagonal y moderado en su vida, con el ascetismo de los humildes y la radicalidad infatigable de los luchadores legendarios. Sus ideas perduraran hoy más que ningunas otras en un anarquismo renovado y creador.





A continuación y a modo de homenaje algunos textos  de Malatesta

             PLURALISMO ANARQUISTA


Entre los anarquistas existen los revolucionarios,los cuales creen que, contra la fuerza que sostiene el orden presente, debemos utilizar, también, la fuerza, a fin de crear un ambiente en el que sea posible la libre evolución de los individuos y de la colectividad.

 Y existen los educacionistas,los cuales piensan que sólamente se puede llegar a la transformación social transformando primero a los individuos por medio de la educación y de la propaganda.

 Están los combatientes de la no-resistencia o resistencia pasiva, que rechazan la violencia incluso en los casos en que sirva contra la violencia misma.
                                                                           
 Y están los que admiten la necesidad de la violencia -los cuales, a su vez, se encuentran divididos en cuanto a la naturaleza,la forma y los límites de esta violencia lícita. Existen desacuerdos sobre la actitud de los anarquistas frente al movimiento sindical; desacuerdos sobre la organización -o no organización- propia de los anarquistas; desacuerdos, permanentes u ocasionales, sobre las relaciones entre los anarquistas y los otros partidos subversivos.


Y sobre éstas y otras cuestiones necesitamos tratar de entendernos y en los casos en los que, como parece suele suceder, el acuerdo no sea posible, tenemos que saber tolerarnos: trabajar juntos cuando estemos de acuerdo y, cuando no lo estemos, dejar que cada uno haga lo que le parezca mejor sin estorbarnos unos y otros.
Porque, a fin de cuentas, nadie puede estar absolutamente seguro de tener razón, y nadie tiene siempre la razón.



               DIVISIÓN DEL  TRABAJO(agitacione-1897)

Nosotros admitimos ciertamente la división del trabajo y apreciamos las ventajas; pero conocemos tambien los daños y los peligros. La división del trabajo ha sido una dentro de las causas de la sumisión de las masas al dominio de las castas privilegiadas. Y con el principio de la división del trabajo se puede tentar la justificaciòn de todas las monstrocidades sociales: division entre trabajo mental y trabajo manual, division entre trabajo de direccion y aquel de ejecucion, division entre trabajo de producción y aquel de defensa de los productores… que despues se reasumen y se concretan en la dimisión entre el trabajo de comer y aquel de producir, entre el trabajo de golpear y aquel de hacerse golpear. Menemio Agrippa conocía ya este argumento.
Nosotros creemos que caracter esencial, no solo del anarquismo sino del socialismo en genere sea el querer que ciertas funciones deban pertenecer indististintamente a todos los miembros de la sociedad, a pesar de las ventajas tecnicas que podrian ser en confiarlas a una clase especial. Se divida tambien el trabajo hasta que se pueda, para aumentar la produccion y facilitar el funcionamiento de la vida social: pero se salven sobre todo la integridad del desarrollo y la igualdad de todos los individuos.



En el  café:conversaciones

http://www.kclibertaria.comyr.com/lpdf/l197.pdf






editado  por Rebelión Negra
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario